Ecommerce, comercio electrónico, comercio por internet, comercio online o comercio en línea. Todos estos términos se refieren al mismo proceso: adquisición de bienes o servicios a través de sitios web (de pequeños o grandes negocios). Estos websites son diseñados para promover y ofertar productos a los clientes a través de internet.

Desde su surgimiento hasta la actualidad el comercio electrónico no ha hecho más que crecer extraordinariamente. Como resultado, mediante este mecanismo hoy es posible vender cualquier tipo de producto o servicio. En función de esta forma de venta se ha desarrollado un nuevo tipo de marketing. La nueva modalidad está adaptada a las necesidades que genera el comercio por internet.

Hoy todos compran a través de sus teléfonos y sus ordenadores. Gracias a este hecho, esos medios se han convertido en una especie de soporte de catálogos digitales de los negocios online.

Las virtudes del comercio en línea son muchas. Algunas de las fundamentales pueden ser, por ejemplo:

El comercio electrónico es una forma fácil de vneder y comprar.

El comercio electrónico es una forma fácil de vneder y comprar.

Ventajas

  • Negocio abierto 24 horas los 365 días del año:

    Puedes ofrecer tus servicios de día, de noche y de madrugada porque Internet no tiene horario de cierre. Mientras tu sitio ecommerce esté funcionando, estarás vendiendo. Sin importar el lugar ni la hora desde donde acceden tus compradores, estarás vendiendo. Esto constituye un gran beneficio para tu negocio. ¿Cuántas oportunidades pierdes si un cliente llega a tu establecimiento y encuentra que tu negocio ya ha cerrado?

    Con un sitio ecommerce tus potenciales consumidores te encuentran más fácilmente a través de internet. A la hora que sea, tu negocio estará con los brazos abiertos esperándolos.

  • Facilidad de procesar gran cantidad de órdenes:

    ¿Te has fijado en las colas de clientes en las tiendas? ¿No te parece que son una pérdida de tiempo para el negocio y para los clientes? Con un sitio ecommerce podrás procesar un gran número de transacciones al mismo tiempo. Tus consumidores sentirán satisfacción gracias al proceso rápido de ejecutar las operaciones que necesitan hacer.

  • Llegar a nuevos clientes y vender más:

    Muchos negocios de venta al por menor están descubriendo que ampliar su proyección en los clientes con las ventas online puede ser lo que signifique una gran diferencia en sus volúmenes de comercializaciones.

    Muchas compañías han realizado investigaciones sobre ventas antes y después de implementar el comercio electrónico. Los resultados indican que el 51% de los compradores prefiere hacerlo en línea. El 67% de los millenials (que son los nacidos entre la década del ’80 y el 2000) prefieren hacer pedidos online. Sucede lo mismo con  56% de las personas de la Generación X (los nacidos entre 1962 y 1979). ¿Vas a perder la oportunidad de llegar a estos clientes?

  • Crecer aún más con las ventas de afiliados:

    Una de las ventajas de mantener un ecommerce es que puedes seguir quién y desde dónde conforma los pedidos. Puedes crear un programa de afiliados para tus clientes, socios minoristas y otros para promocionar tus productos a cambio de una comisión de las ventas. Algunos grandes mercados en línea tienen programas de afiliados. Muchos profesionales del marketing y bloggers pueden promocionar esos productos una vez que se unen.

    Los bloggers especialmente pueden hacer crecer tu presencia en las redes sociales. Con las suficientes herramientas de seguimiento puedes ajustar la tasa de comisiones según los usuarios, otorgando diferentes porcentajes de comisión para clientes y afiliados más influyentes.

  • Programación de citas:

    Las bondades de las ventas online no aplican únicamente a pequeños negocios que ofrecen productos y bienes. Los negocios que proveen servicios y consultorías también logran crecer si disponen de una fuerte presencia en internet. Puedes ofrecer la concertación de citas y reservaciones directamente a tus clientes al mismo tiempo, lo que ahorra esfuerzo y tiempo.

    Tus clientes y tú podrán tener una mejor idea de cuándo estarán disponibles para trabajar juntos en el mejor momento para ambos.

  • Puedes vender materiales digitales:

    A través del comercio electrónico puedes vender materiales digitales como música, videos o libros electrónicos, instantáneamente, y tu negocio venderá ilimitadas copias de estos elementos.

  • Vendiendo online tienes ahorros significativos:

    Ya no necesitas gastar en salarios porque no tendrás muchos empleados vendiendo tus productos. Tu ecommerce hace ese trabajo para ti. Su mantenimiento necesita mucho menos dinero que el salario que pagarías a varios trabajadores.

Sin embargo, aunque el ecommerce puede parecer la opción perfecta para aumentar las ventas de tu empresa, también existen desventajas que debes tener en cuenta si deseas dejar de lado las ventas físicas y te dedicas únicamente a comercializar mediante internet (aunque podrías realizar ambas a la vez):

Desventajas

  • No existe contacto físico:

    Para algunos clientes es un inconveniente no poder tocar y sentir el producto antes de su adquisición. No tienen certeza de que el producto es exactamente igual a como es mostrado en el sitio. Esto influye en la decisión de comprar en el caso de nuevos clientes que no están familiarizados con la compañía.

    Sucede principalmente con bienes como la ropa que es tan particular para cada persona. El ecommerce elimina esa posibilidad del cliente de experimentar por sí mismo el producto.

    Quizás podrías atenuar un poco esta dificultad ofreciendo en tu ecommerce materiales audiovisuales. Podrías mostrar el uso de tus mercancías o algún otro mecanismo. Tal vez sería útil ofrecer valoraciones de personas que ya han adquirido el producto y lo han usado.

    Podrías también incluir algo parecido a un foro. Los clientes que han comprado el artículo podrían responder preguntas de nuevos clientes indecisos.

    La transparencia le hará bien a tu negocio si deseas realmente construir una marca seria y de respeto.

  • Tiempo de entrega:

    Las compras mediante comercio electrónico pueden tardar en llegar. Esta forma de comprar puede no ser adecuada cuando necesitas obtener un producto inmediatamente.

    Los mecanismos para resolver estas cuestiones dependen netamente de tu interés y tu capacidad. Puedes encontrar a terceros que quieran colaborar contigo. Contratando determinados servicios puedes lograr que tu cliente esté más satisfecho con su compra en tu website. Un cliente satisfecho siempre regresa.

    La fidelidad a tu marca se ve potenciada significativamente por el cuidado de los detalles.

  • Seguridad:

    En las operaciones de compra en internet es necesario ofrecer informaciones de tarjetas de crédito o cuentas bancarias. Como resultado, actualmente estas actividades siguen siendo riesgos que muchas personas no están dispuestas a correr en sitios web, conocidos o no.

    Es necesario implementar medidas de seguridad para tus visitantes. La protección de la información delicada de los clientes que hacen compras en tu ecommerce debe ser protegida.

Las personas comprenden cada vez más las facilidades de comprar en línea. Los negocios que entiendan esa realidad del mercado prosperarán tan rápido como se adapten. El comercio electrónico es una puerta para la expansión y creación de un canal de ventas más estable y rentable para tu negocio. Explorar las opciones que ofrece el comercio electrónico llevará a tu empresa al siguiente nivel.

En este artículo hemos compartido contigo en qué consiste el comercio electrónico, así como sus ventajas y desventajas. Esperamos que te haya resultado de utilidad. Por favor, comparte esta información para que ayudes a otras personas a aprender sobre ecommerce y lo bueno o malo que puede tener a la hora de implementarlo para un negocio.

Síguenos en nuestras redes

Contenido

Post Recientes

hostgator